El sitio Arqueológico de Marcajirca tiene una extensión de 13 hectáreas, por su ubicación estratégica, Marcajirca es un perfecto mirador para el valle de Puchca de los pueblos de Castillo, Huachis, Huari, Yacya y todo la parte occidental de la cordillera blanca de donde es contemplada en su máximo esplendor y belleza. También se aprecian pinturas rupestres de color rojo con diseños abstractos que se halla encima de una estructura funeraria. Los restos arqueológicos se ubica a 3580 m.s.n.m., entre el distrito de Cajay y Masin en la provincia de de Huari.

Este sitio temporalmente se ubica entre finales de horizonte medio y el horizonte tardío, que corresponde los 800 a 1532 d.c. el sitio se halla dividido en dos sectores, el primero de parecer ceremonial y el segundo de carácter doméstico. El sector uno o ceremonial, se halla en la parte alta del sitio, y al extremo norte, la diferencia de nivel es de aproximadamente de 60 metros, existiendo unas graderías que les comunican al sector doméstico con el ceremonial.

Básicamente ésta formada por plataformas superpuestas formando pequeñas pirámides, la parte elevada de estas es de forma circular, se han podido contar un número de 4 plataformas, con diámetros variante entre 4 y 5 metros, todas perfectamente alineadas. La arquitectura de estas plataformas es a base de piedras grandes que forman muros de contención, además algunas presentan muros de retensión a manera de cerco. El sector doméstico, la parte baja del sitio que se haya separado del sector uno o ceremonial por las graderías de una serie de murallas, tres de ello se prolongan por el lado este (comunidades chinchas) y la última prácticamente encierra al sitio que se extiende por ambas márgenes del cerro (este a oeste).

También se puede apreciar piedras sobresalientes a manera de peldaños. La parte superior de la muralla se halla cubierto por lajas de piedras que sobresalen un poco por ambos lados, éstos le sirvieron de protección de las lluvias, el material usado fue la piedra y el barro. Las piedras son grandes sobre todo en la base, alguna de ellas tiene un metro de altura. Pero la muralla del lado este se halla en un buen estado de conservación, la muralla del lado oeste se halla también en un buen estado a excepción de un tramo de tres metros es en este sector donde existen recintos de forma circular, muros de contención, terrazas, patios, plazuelas y chullpas hechos de piedras canteadas y unidas con barro.

Las estructuras funerarias de acuerdo a las últimas investigaciones por el arqueólogo Huarino Bebel Ibarra, manifiesta que es el sector más grande y caracterizado por la presencia de chullpas y cuevas funerarias, hasta la fecha se ha podido encontrar 36 chullpas y 18 cuevas, la mayoría de ellos con restos óseos humanos al interior. Éstas se caracterizan por tener una arquitectura vertical construida con piedra y barro, con techo cónico y mayormente utilizando piedras delgadas.